Meditaciones en torno al soundtrack de un tiempo digital

Lo que sigue no son más que las ganas de compartir, a través de un relato digital, ideas y canciones. Esta modesta selección musical, que espero esté ya acompañando tu lectura, se nutre del cine sobre todo. De ese vasto género que son las bandas sonoras. Cine y música son un ejemplo de disciplinas convergentes, sería imposible dejar constancia en este pequeño espacio de la potencia que ha otorgado la música a las historias que nos ha contado el cine. Pero, por suerte para mí, no es ése el objetivo, hoy. Lo que sí espero es lograr hacer converger yo también algunas emociones con ciertas reflexiones sobre el tiempo que nos contempla y que nos aguarda. Tiempo de encrucijadas donde observamos  como el mayor esplendor tecnológico de la historia de la humanidad, convive con el aumento de las desigualdades entre habitantes del planeta y con demasiadas injusticias. Paradójicamente mientras unos sueñan con las maravillas y comodidades que el futuro factible está llamado a originar, otros siquiera llegan aún a alcanzar las posibilidades del presente.

 Tiempo, origen, sueños. Todo esto recuerda demasiado al tema que Hans Zimmer compuso para la película de Christopher Nolan, Inception (2010). Literalmente “inicio” en inglés, aunque fue titulada como Origen en los cines españoles. La sugerente y dramática la pieza que puedes escuchar ahora, comparte con los otros temas de este relato suaves vibraciones electrónicas, sintetizadores jugando con los trabajos de piano, trascendencia evocada por el ambient y miradas que se pierden en el infinito.

Sigue leyendo

Anuncios