Principios de comunicación digital y métodos de aprendizaje innovadores

El fenómeno que la socialización de las tecnologías digitales supone para la historia de la comunicación viene acompañado -según Sir Ken Robinson– de un cambio de paradigma en los procesos de aprendizaje de las sociedades occidentales. La llegada de la Web 2.0 (redes sociales, wikis, blogs, etc) supone que el conocimiento es construido de manera comunal, compartido y autogestionado. La comunicación digital se caracteriza entre otras cosas por ser multimodal, interactiva y no lineal. El hipertexto se convierte en la herramienta preferente. La narrativa digital nos lleva de los nuevos medios a las hipermediaciones . Se supera la tradicional dicotomía emisor-receptor que muta en nuevas concepciones como los emirecs de Cloutier o los prosumers de Toffler. Como adelantó McLuhan las fronteras entre medio y mensaje se difuminan, y el mundo del siglo XXI se caracterica por una convergencia tecnológica que, siguiendo a Henry Jenkins, lo hace trasnmediático. Mientras tanto, nuevas teorías del aprendizaje digital como el conectivismo de George Siemens, surgen tratando de superar las limitaciones del conductivismo y el constructivismo.

Dicho cambio de paradigma al que hacemos referencia, ejerce con fuerza más allá de los muros de la escuela pero no parece tener un reflejo de similares proporciones de puertas para dentro. Mientras que en el entorno social en el que se circunscriben los sistemas educativos institucionalizados prolifera un aprendizaje informal sustentado en las características de la comunicación digital, la escuela parece haber quedado atrapada a nivel general, en las metodologías de aprendizaje tradicionales. Sigue leyendo

Anuncios

Neuromarketing y Escuela

Este artículo forma parte de una serie de tres cuya finalidad es esbozar la tesis de que la poderosa relación existente entre aprendizaje y emoción, está siendo infravalorada e infrautilizada en determinados ámbitos de la comunicación social. Entre los cuales el sistema educativo institucionalizado sería el caso más flagrante.

Si en el anterior escrito, “De Spinoza, Damasio, emociones y neuromárketing” (leer), explicábamos brevemente la teoría neurobiológica de los sentimientos de Antonio Damasio, para evidenciar desde una perspectiva científica el poder que las emociones tienen sobre muchos de los procesos psicológicos básicos considerados tradicionalmente como plenamente conscientes. En éste desarrollaremos un poco más la idea de cómo dicho conocimiento, que viene siendo aplicado con incuestionable éxito en disciplinas como el marketing, no tiene prácticamente por el momento incidencia alguna en las escuelas. Sigue leyendo